Estilo de vida... Información, ideas, compras...

favicons-lgd

Ruta cinéfila por Los Angeles a través de La La Land

Ganadora de seis oscars, La Land, la Ciudad de las estrellas, es sin duda una de las películas del año y supone un homenaje al Hollywood de la época dorada y al cine clásico cuyo escenario principal es Los Ángeles. El propio alcalde de L.A. afirmó en el estreno de la película que “no puede haber un folleto turístico mejor que este film, y muestra que la ciudad no está hecho solo de estrellas de cine, sino de romance”.
La ciudad de las estrellas es grande, caótica y no tiene monumento alguno que ofrecer. Pero miles son los rincones y los momentos que alberga esta curiosa ciudad; miradores, cafés, edificios Art Decó, restaurantes, playas y bares de jazz. Un lugar que vivir más que ver, y que mejor que hacerlo a través de las localizaciones de la película del año.

Century Freeway


El recorrido comienza como la película; con un monumental atasco en el cruce de la interestatal 105 con la 110 a ritmo de música y baile.
Nada más dejar el aeropuerto de Los Ángeles con dirección al downtown encontramos un cruce de cuatro pisos con vistas a la ciudad y a las montañas. Una oda a la vida en el coche, algo muy americano y también donde Mia y Sebastian se ven por primera vez. Una buena forma de recorrer L.A es alquilando un coche y pasando por todos los puntos destacados de la ciudad, que distan mucho entre uno y otro.

Apartamentos en Long Beach


Para las que quieran convertirse en Mia (Emma Stone) por un día tendrán que acercarse a Long Beach donde se encuentra el complejo Rose Towers en el 728 de E 3r Street. Unos preciosos apartamentos clavaditos a los de Melrose Place que muestran el estilo de vida californiano. Moderna y cosmopolita, esta zona al sur de L.A ofrece muchos planes y actividades junto con una larga playa donde escaparse del bullicio de la ciudad.

Las vistas desde Griffith Park


A pocos minutos en coche desde Sunset Boulevard llegamos al parque situado las montañas de Hollywood, con unas vistas impresionantes de día y de noche al cartel de Hollywood o a la vibrante ciudad. En un rincón de la antigua carretera del monte se encuentra Kathy’s Corner, donde los protagonistas se marcan un espectacular claqué.
Para llegar hasta este romántico lugar (sin bancos ni farolas como en la película) hay que dar un largo paseo ya que la carretera está cortada, pero hay muchísimos rincones por todo el parque Griffith donde hacerse una foto del estilo y bailar hasta el amanecer.

Paseo por Fernder Trail


La pareja también pasea por una de las mejores localizaciones del Parque Griffith; un camino inundado por plantas tropicales y bordeado por un riachuelo. Una ruta por el cañón oeste del parque al que se accede por una entrada alternativa al parque. Puedes subir hasta el propio observatorio en lo alto de la colina o tomarte un café en Trails Café.

Observando las estrellas


Un poco más arriba se encuentra el planetario del Observatorio Griffith, uno de los mejores homenajes visuales de Los Ángeles: con Hollywood a una lado, Beverlly Hills al otro y de telón de fondo las playas de Santa Mónica. Construido en los años 30 con estilo futurista es un punto icónico y parada obligatoria en la ciudad. Aquí es donde se encuentran por primera vez Natalie Wood y James Dean en Rebelde sin causa y es la ubicación de muchas películas y series.

Restaurante Smokehouse


Otra parada fundamental son los Warner Bross estudios, donde se ruedan y han rodado muchas de las películas y series de la historia del cine. La cafetería donde Mia trabaja no es real pero muy cerca está el odiado restaurante Lipton’s donde Sebastián intenta complacer a sus clientes y su jefe con canciones navideñas mientras se le escapan solos de jazz. Con setenta años a sus espaldas este lugar, situado en West Lakeside Drive (Burbank), es todo un clásico de la zona y con un punto muy kistch y vintage.

Cine Rialto


Una de las joyas de los años 20 donde Mia y Sebastián quedan para ver la mítica película de Rebelde sin causa es el Teatro Rialto.
Un edificio mítico ubicado en South Pasadena que cerró tristemente sus puertas en 2007; es un lugar histórico ya que se considera uno de los últimos cines de pantalla única en el sur de California. Fue descrito por Los Ángeles Times como “una extraña mezcla de español barroco y kitsch egipcio”. Pasea por la calle Oaks de Pasadena para ver el decadente exterior del teatro abandonado. ¿Sabías que aparece en el video clip de Thriller de Michael Jackson?

El romántico puente de Colorado Street


Por la misma zona la siguiente parada es el antiguo puente de la calle Colorado que une Los Ángeles con Pasadena. Un plano de la pareja paseando nos enseña esta maravilla de puente de principios de siglo pasado, construido en estilo Beaux Arts, que ya hemos visto en muchas películas como las de Chaplin. Aunque es un lugar precioso y romántico para ver el atardecer es conocido por los angelinos como el ‘puente del suicidio’.

Angels Flight Railway


Este funicular que traía pasajeros al céntrico vecindario de Bunker Hill es un monumento histórico de 1901, que paro su recorrido en 1969, luego se abrió en el 96 y cerró sus puertas definitivamente en 2013 por motivos de seguridad. Solamente pudieron grabar durante un día y permanece cerrado, pero es un espacio que los vecinos de Los Ángeles quieren recuperar y existe una organización que pide su apertura al ayuntamiento para ponerlo en uso de nuevo.

Teatro El Rey


El lugar donde Gosling toca el piano junto a John Legend era una sala de cine durante los años dorados y se convirtió en un espacio de música en vivo en 1994. Construido en 1926 el edificio de escalinatas esta registrado por su interés histórico cultural y se sitúa en el corazón del distrito Art Decó, el Miracle Mile. Perfecto para ver la original arquitectura de la ciudad.

El muelle de Hermosa Beach


Si quieres recrear la escena de Ryan Gosling cantando ‘City of stars’ tendrás que acercarte a Hermosa Beach. Una parada imprescindible es pasar un día en las playas de Los Ángeles; concretamente al sur encontraras Redondo, Hermosa o Manhattan beach. Una alternativa a las playas de Santa Mónica o Malibu. Hermosa es el barrio playero más ecléctico de la south bay. Surfea por el día, vete de compras y sal por la noche en este paraíso californiano.

Lighthouse Cafe


En la misma zona Hermosa, encontraremos el mítico Lighthouse café, uno de los templos del jazz durante los años 50 donde Sebastian le cuenta a Mia los secretos del genero que ama. Es uno de los templos musicales de la ciudad y allí han actuado intérpretes de la talla de Miles Davis. Sigue activo y ofrece programación todos los días. Perfecto para terminar la ruta La la Land a ritmo de jazz.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies